Saltar al contenido

Postres italianos fáciles

Los postres italianos destacan por la versatilidad y originalidad de sus combinaciones y, aunque no lo parezca, hay una serie de recetas que no son tan difíciles de preparar. 

Posiblemente, hayas comido uno de estos deliciosos dulces en algún restaurante y te gustaría degustarlo cada vez que quieras desde la comodidad de tu hogar. Además de sorprender y consentir a tu familia.

¿Te animas a darle un toque diferente a tu cocina? Veamos entonces un par de deliciosos postres italianos de sencilla preparación y con ingredientes que posiblemente ya tendrás en casa. 

¿Cómo preparar crema sabayón?

Una deliciosa crema que suele acompañarse con frutos rojos o bizcochos es lo que tradicionalmente se conoce como Zabaione. 

Para preparar este postre típico italiano y obtener 4 raciones necesitarás: 100 gramos de azúcar, 4 huevos, 150 gramos de azúcar (preferiblemente morena), media cucharadita de moscatel y 200 – 250 gramos de frutos rojos.

Lo primero es llevar los frutos rojos a una sartén para que sean caramelizados. Se le agrega el azúcar morena y se baja del fuego cuando los frutos rojos comiencen a caramelizarse. No hay que esperar que se conviertan en mermelada.

Separa las yemas de las claras de los huevos, pon las yemas en un bol y agrega azúcar y bate hasta que ambos ingredientes se integren. Después calienta agua en una olla y al hervir debes añadir las yemas batidas y el moscatel. 

No hay que dejar de revolver la mezcla, esta debe estar al fuego durante unos 10 minutos. Baja del fuego y sírvelo en recipientes individuales cuidando de que los frutos rojos queden en el fondo del recipiente.

¿Cómo preparar Salami de chocolate?

Otra de las recetas deliciosas de la pastelería italiana  es el salami de chocolate. Para prepararlo necesitas 100 gramos de mantequilla, dos huevos, 100 gramos de galletas crujientes, 100 gramos de cacao dulce, 30 gramos de avellanas preferiblemente sin cáscaras, 120 gramos de azúcar y crema batida. 

Para su preparación se combina una clara de un huevo con dos yemas. Se bate con el azúcar y después se le agrega la mantequilla derretida. Después se le debe añadir poco a poco el cacao e ir batiendo para lograr una mezcla homogénea.

Después se le agregan las galletas, las avellanas previamente trituradas hasta que se obtenga una pasta de buena consistencia. Después deberás poner la mezcla en papel de aluminio, debes darle forma alargada como si de una salchicha se tratase.

Finalmente, debes llevarlo a la nevera y dejarlo allí hasta que su consistencia se mantenga por si sola sin la necesidad de estar envuelto en el papel de aluminio. Este postre se sirve con crema batida en la cantidad que el comensal desee.