Saltar al contenido

Postres Italianos

Los postres italianos ocupan un sitial de honor en la dulcería mundial. El Gelato y el Tiramisú son los postres italianos más pedidos y consumidos en todo el mundo pero aparte de ellos hay otros cuya fama se extiende fuera de los límites itálicos. 

¿Cuáles son los postres italianos típicos?

postres tipicos de italia

¿Te ha dado curiosidad saber cuáles son los postres más famosos originados en las bellas tierras de Marco Polo? Te dejamos una selección de estas exquisitas recetas. 

  • El tiramisú: Postre frio que puede conseguirse en diferentes versiones. El cacao y el café son los ingredientes básicos y se pueden complementar cremas e ingredientes sólidos, comúnmente bizcochos.
  • El gelato: Un postre congelado que emplea diferentes frutos secos y frutas para su elaboración. Los sabores son muy diversos y es un tipo de helado cuyo nivel de grasa butírica es mucho menor a los demás helados.
  • Cannoli: Un rollo de masa cuyo relleno principal consta de queso ricota combinado con pistacho, vainilla, chocolate, entre otros ingredientes que permiten una deliciosa fusión entre lo dulce y lo salado.
  • Pastiera: Este postre combina el trigo cocido con la ricota. Además se suele combinar con naranja o vainilla y se sirve principalmente durante los meses de semana Santa.
  • helado napolitano: Dentro y fuera de Italia el helado de fresa, chocolate y vainilla sin que exista mezcla entre ellos es uno de los más populares. Las 3 capas se sirven siempre en un solo bloque de helado. 

Un poco de la interesante historia de los dulces italianos.

dulces tipicos italianos

Cuando leemos un poco de la historia gastronómica italiana, nos acercamos a sus raíces y comprendemos mejor su cultura. Demos un paseo breve por la interesantísima historia de algunos de los postres italianos más conocidos en todo el mundo. 

Historia del Tiramisú ¿En honor al Duque o como postre afrodisiaco?

Se cuenta que los pasteleros italianos idearon este postre para recibir con honores al Duque de Toscana y decidieron incorporar el cacao y el café como símbolo de las virtudes del Duque pero esta historia no se considera certera. 

Sin embargo, hay otra historia  (que cobra aún más fuerza) que cuenta que el Tiramisú era un postre servido en los burdeles de Treviso. El atractivo del postre residía en una supuesta propiedad afrodisiaca que permitía “ti tira su”, es decir, elevar el potencial sexual de los hombres. El nombre se reproducía en el argot popular y se transformó hasta llegar definitivamente a tiramisú. 

El Gelato ¡El gran inicio de los helados!

¿Sabías que la tradición de los carritos de helado tiene su origen en el gelato? En la Roma antigua, los postres fríos se hacían con nieve o con hielo que traían de las montañas. Para su conservación se envolvían en paja y se enterraban. 

Inspirado en esta receta, el pastelero Bernardo Buontalenti sorprendió el banquete de bodas del príncipe Enrique II y Catalina de Medici con una especie de crema congelada de exquisito sabor. Este sería el origen del gelato y de los helados modernos. 

La Pastiera ¡Otra costumbre pagana que se cristianizó!

La pastiera es uno de los postres más antiguos de toda Italia pues sus orígenes pueden rastrearse hasta los cultos paganos que se celebraban con el inicio de la primavera. Como muchas de las costumbres paganas fueron transformadas al cristianismo, la Pastiera se convirtió en un símbolo de la llegada de la Pascua y se sirve en estas épocas.

La torta Caprese ¡La torta que surgió de un error!

¡Es increíble que esta exquisita torta haya surgido gracias al error cometido por el cocinero! Pero así fue y al hacer la torta, el cocinero olvidó un detalle: Agregar la harina. Cuando sacó la torta del horno, esta era plana pero al probarla era deliciosa así que el terrible error se convirtió en uno de los postres más consumidos en Italia y fuera de Italia. 

¿Por qué la gastronomía dulce italiana es tan famosa en el mundo?

No solo los platos de la gastronomía salada italiana como la pizza, la pasta o  los ñoquis son mundialmente populares, también lo es la gastronomía dulce. 

La potencia de los sabores es una de las características más distintivas de los postres italianos, algo que los ha hecho distinguirse incluso de la dulcería francesa. Además, los postres italianos se caracterizan también por la frescura de sus ingredientes y por la combinación entre texturas suaves y crocantes. 

También es famosa por sus exquisitas combinaciones entre lo dulce y lo salado en gran variedad de sus recetas. Un detalle que era poco visto en la dulcería europea. 

Postres italianos por regiones

La dulcería italiana es amplia porque hubo una evolución de los postres por regiones. Estos eran creados, servidos y su popularidad después crecía al punto de hacerse conocer en el resto del país y después en todo el mundo. Veamos algunos de los postres italianos por cada región. 

Las galletas Krumiri de Piamonte

En Piamonte no podemos dejar de probar las clásicas galletas de mantequilla de la región. Si ya las de cualquier otro lugar son deliciosas, las galletas Krumiri cuentan con una textura estriada y su forma es una curva. Los habitantes dicen que esa curva es para recordar al bigote de quien fuese el primer rey de Italia, Víctor Manuel II.

La crema di Cogne del Valle de Aosta

Una deliciosa crema de chocolate, almendras y nata combinada con un toque de ron que se combina con galletas tegole, también famosas en la región por su textura crocante y sus deliciosas avellanas. 

La torta Susanna de Parma 

Una torta deliciosa cuyo relleno consta de queso ricota mientras que su cobertura es de un delicioso chocolate. La torta es muy consistente y es una de las más populares no solo en la ciudad de Parma sino también en toda Italia.

La ostia rellena de Molise

Conocidas también como Ostias Agnone son muy similares a la torta imperial pero estas se rellenan con miel, chocolate y almendras. Es también uno de los postres más reconocidos dentro y fuera del país. 

Scroccafusi de Marcas

La región de Marcas tiene al Scroccafusi como postre típico de la región. Es un postre diferente porque son buñuelos que después se fríen y se bañan con un tipo de licor que se conoce también el elixir de Medici. Así consiguen proporcionarle ese toque de sabor tan distintivo. 

El Babá en Nápoles

En la dulcería tradicional de Nápoles se elabora un postre hecho de masa ligera y suave que toma la forma de una corona. Esta se sirve empapada en licor o en almíbar para lograr un sabor intenso que se une a la suavidad de su masa. 

Este postre se hornea y puede servirse así solo o también se sirve encima de manzanas que han sido glaseadas, frutas o crema para que exista una mayor variedad de sabores.

Los Cannolis de Sicilia 

Esta masa se prepara y se alarga hasta obtener la forma de tubo. Después es rellenado con una suave crema que consta de azúcar y ricota lo más fresca posible. 

Para hacerlos más tradicionales aun, se les baña con chocolate o se les decora con pistachos, mermeladas o frutas. Así se combinan los sabores dulces y salados. 

También pueden interesarte estas webs amigas